Avanzó en comisiones la iniciativa que prolonga el mando de la Sedena en la Guardia Nacional

De manera sorpresiva, los promotores de la 4T contaron con el apoyo del PRI en el Senado de la República


Una vez más, la iniciativa de reforma constitucional a la Guardia Nacional (GN) avanzó en las comisiones unidas de Estudios Legislativos Segunda y de Puntos Constitucionales del Senado de la República para ser presentada en el Pleno de la Cámara Alta. Dicha iniciativa promueve que la Sedena continúe a cargo de la GN hasta 2028, pero ahora, se marcaron algunas diferencias para mantener un control civil.

Este lunes 3 de octubre, las y los senadores miembros de dichas comisiones iniciaron la discusión pertinente para acotar lo referido en la iniciativa emanada por el Partido de la Revolución Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados. Dicha reforma plantea modificar el Artículo 5° constitucional, mismo que acota el tiempo por el cual la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tendrá el control operativo y administrativo de la Guardia Nacional. La iniciativa se discutirá y votará el martes 4 de octubre en el Pleno.

Originalmente, cuando se constituyó la GN en 2019, se estableció como tiempo límite marzo de 2024 que la Sedena respondiera por la Guardia; sin embargo, ante la crisis de seguridad que se perpetúa en México, el PRI promovió que sea hasta marzo de 2028, esto para garantizar un mando civil competente para garantizar la seguridad y protección ciudadana en todos los rincones de la república.

De tal modo que en el Senado se establecieron múltiples debates al interior de los partidos y entre bancadas para definir si esta iniciativa debería de pasar. Por lo que recientemente se hizo el intento, pero al ver que no iba a tener la votación mínimo requerida para ser aprobada por el Pleno, Movimiento Regeneración Nacional (Morena) optó por regresar la reforma a comisiones para que ésta sea sujeta a modificaciones y obtuviera el consenso de las bancadas opositoras.

Al respecto, cabe destacar que, al tratarse de una reforma constitucional, ésta requiere de la mayoría calificada, es decir, dos terceras partes de los escaños para que sea aprobada, por lo que Morena y sus aliados (PT, PVEM y PES) se vieron obligados a realizar las modificaciones que la oposición observara como pertinentes ara votar en favor, por lo cual, al momento de vota, la bancada del PRI se sumó a la redacción del texto final.

De tal modo que las bancadas de Morena, PRI, PT y PVEM que integran las comisiones juntaron 19 votos en favor, con lo cual se aprobó el borrador final de la reforma a la GN. Asimismo, se manifestó una abstención por parte del PRD y en contra se posicionó el PAN, MC y GPP. Cabe destacar que, de repetirse este esquema en el Pleno, la iniciativa sí juntaría la mayoría calificada que necesita para ser ratificada en el Senado y, en consecuencia, ser remitida al ejecutivo federal para su promulgación en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Cabe recordar que las bancadas opositoras se resisten a aprobar esta iniciativa porque están convencidas de que esta reforma se alinea con la intención del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de avanzar en una agenda política militarista, por lo que la iniciativa fue objeto de modificaciones, mismas que garantizan, en la manea de lo posible, que exista una representación civil capaz de supervisar a las Fuerzas Armadas en sus tareas de seguridad y protección ciudadana. Las cuatro modificaciones principales son:

1. De acuerdo con lo referido por el senador, en caso de aprobarse la nueva redacción, las Fuerzas Armadas realizarán comparecencias y entregarán informes semestrales en los que demuestren sus aportaciones y resultados en tareas de seguridad y protección ciudadana. En dichos ejercicios participará la Sedena, Semar y Segob.

2. Se promueve la evaluación al desempeño del Ejército y la Marina en tareas de seguridad y protección ciudadana de manera constante mientras continúen como fuerzas permanentes del orden.

3. El Congreso de la Unión constituirá una comisión bicamaral encargada de evaluar el quehacer de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad en México, así se ejercerá una facultad de control de la que los soldados y marinos no son objeto, con la intención de que su desempeño mejore.

4. Se contempla un plan de fortalecimiento a las policías estatales, el cual constará de adiestramiento, dotación de recursos, formación profesional y demás insumos que preparen a los cuerpos civiles lo suficiente para que puedan suplir a las Fuerzas Armadas en sus quehaceres sin que esto represente un riesgo mayor.

1 visualización0 comentarios