top of page

“El baile de los malditos”: entre parodias y ataques la discusión de las reservas del PEF 2023

La sesión del pleno de diputados para discutir 2 mil 264 reservas del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2023, se convirtió en una reedición de la novela bélica de 1958.



La bancada panista, cansada de ser señalada de maldita desde marzo pasado por el diputado del Partido del Trabajo, Benjamín Robles Montoya, decidió responder desde la tribuna en el mismo tono, lo que reinició la guerra de lodo en el recinto legislativo de San Lázaro.

La sesión en el pleno, prevista para discutir 2 mil 264 reservas del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2023, se convirtió en una reedición de la novela bélica “El baile de los malditos”, hecha película en 1958 con Marlon Brando en el papel protagónico.

Antes, la parodia corrió a cargo de Manuel Alejandro Robles Gómez, diputado de Morena, quien en tribuna se burló de los argumentos que PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y PRI han usado para defender al Instituto Nacional Electoral, Robles Gómez subrayó que nunca más debe haber “funcionarios con sobresueldos, sueldazos, con bonos”.

“No más. Se acabó ese México, por más que griten aquí que el INE no se toca. Yo sí recuerdo las consignas del pueblo en las calles, las consignas del pueblo cuando ustedes se robaron la Presidencia en 2006 el pueblo gritaba: ‘Señora Hinojosa, ¿por qué parió esa cosa? Señor Calderón, ¿por qué no usó condón?’.

“Eso se gritaba en las calles, no esas calles de: ‘Ay, el INE no se toca, el INE no se toca’. ‘Seis, siete y ocho, Lorenzo es un bizcocho’. Son ridículos, son payasos, eso es lo que son. Ya los quiero ver ahí marchando por más presupuesto para nuestros puestos. Son bárbaros”, dijo con una imitación en la que alteró su voz como lo hacen los comediantes, aunque él es abogado por la UNAM.

La tensión aumentó cuando el diputado del PAN, Javier González Zepeda, afirmó que en su partido insistirán en el incremento en el presupuesto en educación, “porque hay rezagos importantes por recortes y el incremento de nuevo a los intereses del presidente y sus universidades para el bienestar, de lo cual ya sabemos cuál es el fondo”.

“Y sí, aunque se haga el loco, maldito usted diputado del PT, que con sus acciones tan ignorantes y denigrantes se dirige a esta máxima tribuna y así… Sí, yo soy un maldito por defender el futuro de los jóvenes, de mis hijos, de sus hijos y de los mexicanos”, gritó el legislador González Zepeda.

A partir de ese momento, comenzó el baile de los malditos, luego de que el diputado del PT, Robles Montoya, asumió el rol protagónico de la sesión cuando pidió la palabra por alusiones personales para responder al legislador mexiquense del blanquiazul, aunque no se mencionó su nombre.

El diputado del PT no pudo terminar su primera frase, porque el panista José Elías Lixa pidió la palabra para aclarar que “si se tratara de alguna alusión, implícita o explícita, nos gustaría saber cuál fue. Si alguien se asume maldito, entonces únicamente aclarar a la asamblea”.

“No tendríamos problema en que asuman esa alusión. Pero toda vez que únicamente se refirió a un diputado maldito, no veo razón para que existiera alusión personal, salvo, claro, el caso del saco de la maldición”, soltó Lixa.

Con el rostro descompuesto, Robles Montoya respondió desde su curul: “Malditos y mil veces malditos por todo lo que han venido haciendo en contra del pueblo de México”.

Desde el periodo de sesiones pasado, el petista ha dicho que los legisladores de la oposición son malditos porque a su consideración sus hechos atentan y traicionan al pueblo de México.

Pero el petista también arremetió en contra de la panista Noemí Berenice Luna, quien en ese momento sustituía a su compañero de bancada, Santiago Creel Miranda, en la presidencia de la Mesa Directiva, porque “sería bueno que le diera un repaso a nuestro marco jurídico”.

“Primero le recordaré, diputada presidenta, que la alusión personal es inmediatamente después. Vuelve a fallar usted como presidenta de esta Mesa Directiva. Y lo que ignoró, porque quién sabe en qué planeta está el diputado que hizo uso de la palabra, fue que habló del diputado del PT, dirigiéndose a un servidor. Eso es evidentemente una alusión personal”, aseveró.

Con aplomo, Luna Ayala, presidenta en funciones, aclaró que “no existe la alusión personal a su nombre, como para que la mesa le otorgue ese derecho a usar el micrófono, sin que siquiera se haya dicho sobre qué diputado en lo particular se refiere. Se refirieron a la bancada del PT”.

Solidarias con la presidenta de la Mesa Directiva, las panistas comenzaron a gritar a coro: “¡maldito!, ¡maldito!… ¡Maldito!”

A lo que Robles Montoya respondió que “los 12 años malditos de los malos gobiernos de Acción Nacional ubican a ustedes como la bancada maldita de esta legislatura y vamos a decirles cada vez que sea necesario todo lo que se merecen”.

Con el micrófono abierto, el petista Robles desplegó su repertorio de insultos, por lo que la diputada priista, Cynthia Iliana López Castro, resaltó que Robles Montoya “está agrediendo y usando palabras que no deberían estar ofendiendo”.

“No es momento de ofender. Si realmente quisieran defender, entonces abran sus presupuestos y apoyen a las familias más pobres, porque están quitándoles el dinero a los niños, a la educación, a la salud, a las escuelas de tiempo completo”, subrayó López Castro.

El diputado del PT, Gerardo Fernández Noroña, salió en defensa de su compañero de bancada para comentar que “fue una alusión a un diputado del PT, no a la bancada del PT”.

“Ha sido público en los medios que el compañero diputado Benjamín Robles dijo estas palabras, que son del presidente (Benito) Juárez: “Maldito y mil veces maldito el que con sus palabras defiende y con sus hechos traiciona al pueblo de México”.

El panista Jorge Triana aseveró que Robles Montoya tiene una “visión misógina, machista, deplorable que escuchamos hace un momento del diputado maldito que, repito lo que dijo, repito lo que dijo en este momento porque es abominable lo que escuchamos e inadmisible”.

“No soportan, no pueden ver una mujer empoderada, les corroe en la sangre, les arde hasta lo más profundo. No pueden ver una mujer empoderada porque la mandan a estudiar. Que se vaya a estudiar él. Diputado maldito”, dijo a gritos el legislador del PAN.

Triana Tena adelantó que ante lo dicho por el “diputado maldito, maldito misógino y maldito machista, nos reservamos nuestro derecho de presentar las denuncias correspondientes por violencia política de género, no es la primera vez que lo hace”.

Luego de una intervención de Leonel Godoy en la que dijo que algunos panistas presentes en el pleno avalaron el proceso electoral de 1988, el diputado Elías Lixa pidió que le hicieran un examen de demencia, lo que el morenista aceptó y reviró con la exigencia de que el Grupo Parlamentario del PAN se hiciera la prueba de alcoholímetro.

Posteriormente, cuando el petista Benjamín Robles subió a tribuna a presentar una reserva, los panistas extendieron sus brazos y manos moviendo los dedos como cuando viene un tiro de esquina en la portería rival y gritar a coro: ¡Cu-ar-to par-ti-do, cu-ar-to par-ti-do, cu-ar-to par-ti-do!, en alusión a que “Robles Montoya ha militado en el PRI, PRD, Convergencia y ahora PT, lo que muestra su incongruencia, ya que además los petistas tienen el negocio de los CENDI’s”, explicó el diputado del PAN, Román Cifuentes.

Compartido por: https://latinus.us/2022/11/09/baile-malditos-parodias-ataques-discusion-reservas-pef-2023-diputados/

3 visualizaciones0 comentarios
bottom of page