Xi Jinping al tercer mandato como líder más poderoso de China rodeado de leales

Anunció a seis hombres (Li Qiang, Zhao Leji, Wang Huning, Cai Qi, Ding Xuexiang y Li Xi) para que se unieran a él como miembros del Comité Permanente del Politburó.


El líder de China, Xi Jinping, ingresó formalmente a su tercer mandato que rompe las normas y gobierna con un control férreo del poder, al revelar un nuevo equipo de liderazgo repleto de aliados leales.

El domingo, un día después de la clausura del Congreso quinquenal del Partido Comunista, Xi anunció a seis hombres (Li Qiang, Zhao Leji, Wang Huning, Cai Qi, Ding Xuexiang y Li Xi) para que se unieran a él como miembros del Comité Permanente del Politburó, máximo órgano de gobierno de China.

El grupo, lleno de acérrimos leales a Xi, dejó en claro que Xi no solo rompió con los precedentes recientes para asumir un tercer mandato al frente del partido, sino que también concentró el poder en la parte superior del mismo en una medida que no se había visto en décadas.

Xi también reveló la alineación completa del Politburó de 24 miembros, que por primera vez en al menos 25 años no incluye mujeres, lo que subraya la escasez de representación femenina en los niveles más altos del partido.

Las cuatro caras nuevas en el Comité Permanente de siete miembros del Politburó son todos aliados y protegidos de Xi desde hace mucho tiempo: Li Qiang, Cai Qi, Ding Xuexiang y Li Xi. La nueva alineación despeja el camino para que gobierne por un tercer mandato con una mínima discordia interna y subraya que la afinidad por Xi supera todo lo demás en el panorama político actual de China.

Sin espacio para los moderados

La reorganización radical del Comité Permanente se produjo después de la partida de líderes clave del partido que no están en el círculo íntimo de Xi: el primer ministro Li Keqiang y Wang Yang, jefe del máximo órgano asesor de China. Ambos se han retirado del máximo órgano de gobierno a pesar de estar un año por debajo de la edad de jubilación no oficial del partido de 68 años y ser elegibles para cumplir otro mandato. Xi, a sus 69 años, está un año por encima de ese límite informal.

Ese cambio quedó claro el sábado al cierre del Congreso del Partido.

Los eventos del día fueron interrumpidos brevemente por una escena inesperada cuando el predecesor inmediato de Xi, Hu Jintao, que tiene 79 años y ha tenido una salud delicada en los últimos años, fue escoltado fuera del Gran Salón del Pueblo desde su asiento junto a Xi, por razones eso no quedaron claras de inmediato, aunque Hu parecía inicialmente reacio a irse.

También notable por su ausencia en la nueva alineación del Comité Permanente anunciada el domingo es Hu Chunhua, de 59 años, un viceprimer ministro visto como más dentro de la órbita de Li Keqiang y el anciano Hu.

Hu Chunhua había sido promocionado una vez como candidato a la máxima dirección, pero no fue ascendido del Politburó al Comité Permanente en el Congreso del Partido hace cinco años. Esta vez, Hu incluso abandonó el nuevo Politburó de 24 miembros, en una señal más de su futuro político sombrío y del poder inigualable de Xi.

También está ausente un claro sucesor de Xi. Las alineaciones del Comité Permanente antes de la era Xi han incluido a miembros más jóvenes como posibles sucesores. Pero dado que el miembro más joven ahora tiene 60 años, no hay un nombre destacado en la mezcla, una señal potencial de que Xi no planea renunciar en el corto plazo.

La eliminación de rivales y la elevación de aliados crea una situación "sin precedentes" para el organismo gobernante que impulsará la segunda economía más grande del mundo, según Chen Gang, investigador principal del Instituto de Asia Oriental de la Universidad Nacional de Singapur.

“Esta nueva alineación no es producto de compartir el poder o regatear entre diferentes facciones, sino que básicamente es el resultado o la consecuencia de la autoridad de Xi”, dijo Chen.

“Hemos entrado en una nueva era, ya que Xi ahora controla casi todos los aspectos relacionados con la formulación de políticas y la toma de decisiones”, dijo. “Observamos una especie de burocracia centralizada en China, que definitivamente tendrá un impacto en la trayectoria económica y de política exterior de China en el futuro”.

Expansión del control

Si bien la alineación revelada el domingo es el nivel más alto del Partido Comunista, los seleccionados luego ocuparán los principales puestos gubernamentales, ya que los nombramientos se realizarán en los próximos meses antes de una reunión clave de la legislatura oficial del país en marzo.

La nueva alineación significa que Xi también obtendrá un mayor control sobre todos los aspectos del Estado chino, incluida la economía, que tradicionalmente es dominio del primer ministro, quien encabeza su Consejo de Estado.

Ahora se espera que ese puesto quede en manos del jefe del partido de Shanghái, Li Qiang, un leal a Xi desde hace mucho tiempo que ha sido designado para el puesto número dos en el partido, a pesar de las protestas de dos meses que siguieron a un caótico confinamiento por el covid-19 en Shanghái a principios de este año.

El nombramiento de Li es uno de varios elementos "que rompen las normas" de la reorganización del liderazgo de este año, según Victor Shih, experto en política china de élite de la Universidad de California en San Diego, quien señaló que el nombramiento de Li colocará a un líder sin ninguna experiencia en el Consejo de Estado, algo que no se había visto en décadas.

“La economía china y el propio Consejo de Estado son mucho más complejos hoy en día en comparación con la década de 1980. No tener esa experiencia hará que, al menos inicialmente, el trabajo de administrar la maquinaria estatal de China sea mucho más desafiante”, dijo Shih, autor de “Coalitions of the Weak”, un libro sobre la política de élite en China en las últimas décadas.

COMPARTIDO DE: https://cnnespanol.cnn.com/2022/10/23/xi-jinping-ingresa-al-tercer-mandato-china-trax/


1 visualización0 comentarios